Portada / Noticias Destacadas / El Teatro Juárez: el escenario cultural de la comunidad paceña

El Teatro Juárez: el escenario cultural de la comunidad paceña

lun/02/marzo/2015.

Durante el porfiriato el Territorio de Baja California Sur tuvo grandes impactos como la fundación y el primer desarrollo de la mina El boleo en Santa Rosalía y la compañía minera El Progreso en el Triunfo así como la construcción del Hospital Salvatierra en la ciudad de La Paz.

En beneficio para la recaudación de fondos para la construcción del Hospital Salvatierra con presentaciones de obras teatrales y espectáculos en general se deja ver la falta de infraestructura que carecía la ciudad.

Tras la presentación de la soprano más famosa del país, Ángela Peralta, se hace más evidente la falta de escenario para la presentación de espectáculos.

Por lo tanto, en 1888 cuando el jefe político del distrito, general José María Rangel presenta una carta al Ayuntamiento de la ciudad de La Paz para trabajar en conjunto en la construcción de un teatro. Un año después el ayuntamiento proporciona el terreno a un costado de la casa municipal.

Con el interés de lograr un teatro la comunidad paceña se organiza y forman el Club Patriótico Benito Juárez, sus miembros se comprometen a construir un edificio teatral en conmemoración del primer centenario del natalicio del ex presidente Benito Juárez, por esta razón se nombra Teatro Juárez al futuro escenario de la ciudad de La Paz.

Tras una serie de actividades para el beneficio de la construcción el 21 de marzo de 1906 se coloca la primera piedra del teatro y con el arduo trabajo de la sociedad en 1910 se inaugura el Teatro Juárez aún y con algunas deficiencias como la falta de techo, lo que no impidió la presentación de eventos para la población, que en su mayoría eran proyecciones cinematográficas del cine mudo y obras teatrales.

Sin embargo, con el transcurso de la revolución mexicana los trabajos de construcción fueron suspendidos, incluso durante esa época fue utilizado para acuartelar al 27 batallón que participo en la lucha revolucionaria. Durante la revolución los miembros del Club Patriótico Benito Juárez entregan  la obra inconclusa al Ayuntamiento de la ciudad.

No obstante, estos acontecimientos no impidieron que se siguieran ofreciendo funciones de obras de teatro, zarzuelas, musicales y obras cinematográficas. Empresas como la compañía cinematográfica A. Elliot y compañía, la compañía dramática La Nacional y la empresa teatral D.A Guisado estuvieron presentándose en el Teatro Juárez.

La llegada de la luz eléctrica y un año después en 1919 el éxito de techar el teatro, quedando oficialmente terminada la obra,  el edificio cubre gran cantidad de proyecciones cinematográficas. Por este motivo el inmueble sufre algunas modificaciones y comúnmente se conoce como “el cine Juárez” asimismo también ofrecía peleas de box y actividades cívicas y culturales en las fiestas patrias y fechas de carnaval.

Con su primer gran remodelación en 1938 el cambio en la fachada, reestructuración de la sala, servicios sanitarios y cubículo para los aparatos de proyección. Se festeja la reinauguración con la exhibición de la primera película sonora Allá en el rancho grande.

En la década de los 40’s con la creación de la escuela de música en la ciudad de La Paz el Teatro Juárez fue el escenario de diversos recitales. Además en los años 50’s con el profesor Piñeda Chacon, promotor de la cultura, impulsa el teatro en la entidad durante varios años.

Para 1972 el gobierno concesiona el teatro-cine a la empresa nacional Alarcón, que lo maneja durante casi dos décadas y lo convierte exclusivamente en cine tras una remodelación total.

A finales de la década de los 70’s con la crisis financiera que atravesaba el país aunado a la crisis cinematográfica logran la decadencia del local y finalmente en 1984 con la huelga del Sindicato local de Trabajadores de la Industria Cinematográfica concluye el cierre del Teatro o cinema Juárez.

En 1999 nuevamente los ciudadanos interesados en mantener y mejorar el edificio formaron la asociación civil, el Patronato de la cultura de Baja California Sur.

Pese a la dificultad que se encontró, al estar aún concesionado el teatro a la empresa Alarcón, con gestiones del gobernador Guillermo Mercado Romero y Elsa De la Paz se logró suspender la concesión. Así, el gobierno del estado concedió al ayuntamiento de La Paz el inmueble y esté a su vez al Patronato de la cultura de Baja California Sur el contrato por veinte años para administrar y reestructurar el edificio.

La reinauguración del foro Juárez se dio en 1997 con la presentación del grupo de teatro Altaira con la obra Los negros pájaros del adiós bajo la dirección de Alfonso Álvares Bañuelos.

Con recursos de fondo de coinversión social de Secretaría de Desarrollo Social y el municipio de La Paz a la par con el Patronato busco la aprobación de la rehabilitación por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia, consiguiéndolo en 1999 y el siguiente año el inicio de la segunda etapa en el área del vestíbulo, zona importante para la exhibición de eventos artísticos.

Para el festejo del centenario del Teatro Juárez, en 2010 el patronato hizo gestiones con Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, el gobierno del estado y el municipio de La Paz para la rehabilitación del edificio para la presentación de obras artísticas y culturales.

Obteniendo así una nueva etapa de cambios en el edificio. Gracias al interés que la sociedad paceña demuestra en la antigua construcción ha reflejado durante años la vida cultural de los habitantes del puerto de ilusión.

Recomendamos

PROGRAMA DE CONVIVENCIA ESCOLAR CAPACITA PERSONAL DOCENTE

PROGRAMA DE CONVIVENCIA ESCOLAR CAPACITA PERSONAL DOCENTE

*Participan en capacitación Asesores Técnicos Pedagógicos, Jefes de Sector y Supervisores *Para favorecer desarrollo de …